Blogia
subastas

¿Por qué las subastas permanecen en estado de comprobación?

Si eres usuario asiduo a páginas de subastas online (o subastas donde pagas por pujar) verás que, en ocasiones, las subastas aparecen con el estado “Comprobando”. ¿En qué consiste este estado de comprobación?

En el sistema de validación, el temporizador de cada subasta que le aparece al usuario en su ordenador debe sincronizarse con el reloj del servidor de la página web, que recibe la información de cada puja  y dicta los tiempos de cada subasta. La precisión y rapidez de sincronización entre usuario y servidor dependerá, en gran medida, de la conexión a internet, ya que esta información en tiempo real se obtiene desde el servidor de la web.  Es por eso que a veces puede haber un retraso en el flujo o intercambio de la información.

A medida que el contador alcanza “0 segundos”, el navegador debe enviar una petición final al servidor para asegurarse que nadie más ha pujado detrás, y por tanto es la última oferta realizada. Durante este tiempo de comprobación, la subasta se muestra en estado de “Comprobación de Resultados” en lugar del contador de la página web. El tiempo que dure este estado de “Comprobación” dependerá del CPU del usuario y de la conexión a internet de la página. El tiempo que transcurre entre que el ordenador de un usuario manda información al servidor de la página web y esta la recibe y la vuelve a enviar, puede variar en gran medida debido al tráfico constante de la web y de los cortes de equipos en internet.

En definitiva, es responsabilidad de este tipo de páginas el garantizar la seguridad y precisión de cada una de sus subastas, sobre todo al cierre de estas. Una buena página de subastas online debería reducir al máximo el proceso de validación y sincronización entre servidor y CPU para ofrecer un mejor servicio al usuario. Si bien es cierto, que en la mayoría de ocasiones se viven situaciones ajenas a la web.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres